Filosofía Hoy
La verdad os hará libres
 

Cuaresma

[Texto del artículo]

26 Diciembre 2014
Categoría:
Autor: Ana María


Una semana es lo que falta para la semana más importante: Semana Santa.


Así que te daré algunos consejos para que vivas esta última semana de Cuaresma más entregado a Dios.


Primero  debes  de  "acercarte"    a  una  de  las  virtudes  teologales:  la  Caridad,  se  caritativo con  tu  prójimos  siempre  que  puedas,  por  ejemplo,  si  vas  caminando  por  la  calle  y  ves  a  una persona,  posiblemente  un  vagabundo  o  un indigente,  detente,  sonríe  y  dale  algunas monedas  que tengas, te darás cuenta que no importa la cantidad que sea, para la persona será una gran ayuda, y no solo me refiero a el dinero, sino también a sonriente, pues algo tan insignificante como lo creemos, puede llegar a cambiarle el día a una persona, no lo olvides tu sonrisa y tu mirada pura y sencilla puede ser una luz en la oscuridad de una persona.


Segundo,  trata  de  vivir  en  oración  constante, al  referirme  a  esto  no  quiero  decir  que  pases rezando  todo  el  día,  de  hecho  debemos  de  admitir  que  eso  sería  un  poco  aburrido,  sino  que  me refiero  a  que  una  oración  bien  hecha  puede  acercarte  más  de  lo  que  crees  a  Dios.  Tampoco  es necesario que le prepares un "super" discurso, sino que hazlo con tus propias palabras, dile lo que sientes,  cuéntale  de lo  que te  ha  pasado,  esas  cosas  buenas  y malas,  aquellas  cosas  que te  hacen sentirte  mal,  como  también  esas  que  te  llenan  de  alegría  y  muchos  sentimientos  más,  si  bien  es cierto que Él ya lo sabe, pero desea que se lo digas, y así sentirse parte de tu vida como tu mejor amigo, ese mejor amigo que es realmente el Amor Verdadero que jamás va a fallarte.


Tercero,  trata  de  confesarte,  digo "trata"  porque  muchas  veces  tenemos  pecados  graves que  nos  cuesta  mucho  confesar,  algunos  ni  los  podemos  pronunciar  de  la  vergüenza  que nos  da, aún más  si  el  sacerdote  opta  por  confesarte  cara  a  cara  (es  decir  sin  usar  el confesionario).  Así  que  prepárate  y  confiésate  y  lo  más  importante  proponte  a  cambiar  y  no volver  a  caer  en  ese  pecado.  Después  de  confesarte  podrás  recibir  el  cuerpo  de  Cristo  con el corazón limpio y la conciencia intacta.


Cuarto, también  debemos  practicar  el  ayuno,  que  consiste  en  no  comer  carne  roja los  viernes  de cuaresma, entre otras cosas más, pero lo importante como decía una de mis profesoras, "no es solo no comer carne roja de animales, sino no comer la de las personas", ella se refiere a que es mejor no criticar a las personas que no comer carne. Así que no te concentres tanto en no comer carne, sino que también proponte a alejarte de todas aquellas cosas que te alejan de Dios, pues por eso es que se llama ayuno, ayunar de tus pecados. Empieza con cosas pequeñas cada día, como no decir malas palabras por todo un día.


Pero lo más importante que puedo decirte, es que te acerques a la Virgen María, nuestra madre, ella es el camino perfecto para llegar a Dios, y es la mejor compañía en los momentos difíciles.

Imagen de la web Filosofía Hoy

Categorías

Aviso legal | Mapa web | Filosofíahoy.com es una web promovida por Pablo María Ozcoidi García-Falces. | Contacto: ozcoidipablo@gmail.com