Filosofía Hoy
La verdad os hará libres
 

El amor, camino a la felicidad

[Texto del artículo]

30 Mayo 2015
Categoría:
Autor: Nicole Montano

EL AMOR, CAMINO A LA FELICIDAD

Como seres humanos, tenemos ciertos afanes e inclinaciones que buscamos y seguimos voluntaria o involuntariamente. El principal, según mi criterio, es la búsqueda de la felicidad. Todos deseamos ser felices. Y algo que está estrechamente relacionado a la felicidad es el amor. Pero, ¿Verdaderamente nos conduce el amor a la felicidad?

El amor es claramente un sentimiento. O bien, es interpretado de una manera más amplia, pero siempre está vinculado al sentir, es por eso un sentimiento. Puede ser manifestado de diferentes maneras, ya sea como el amor hacia una o varias personas, el amor a un pasatiempo, el amor a las artes, el amor al deporte, el amor a una religión y muchos más. Y evidentemente es necesario saber diferenciar el amor del cariño, admiración, placer, entre otros, los cuales muchas veces son confundidos con el amor.

Cabe mencionar que el amor podría ser de dos tipos: el amor imperfecto y el amor perfecto. El amor imperfecto es aquel que se da entre un ser humano con otro o entre un ser humano con algo perteneciente a la naturaleza humana. Pero nos preguntamos ¿por qué esta clase de amor es imperfecto?, y la respuesta es sencilla: porque los mismos seres humanos somos imperfectos. Y no podemos crear ni reproducir algo perfecto, ya que la perfección pertenece únicamente a Dios. Entonces, si este amor es imperfecto, y el ser humano intenta ser feliz con él, indubitablemente el resultado no será el esperado. Así como si quisiésemos construir algo perfecto pero los materiales con los que lo construimos, no son perfectos, entonces ¿Cómo esperamos que el resultado sea perfecto si únicamente trabajamos con la imperfección? He ahí el problema en la búsqueda de la felicidad. Todos esperan ser felices mediante el amor imperfecto, cuando respectivamente es imposible. Con lo mencionado anteriormente, me refiero al segundo tipo de amor. El amor perfecto. Que es aquel que se manifiesta entre un ser humano y lo perfecto.  Inmediatamente al hablar de perfección, hago referencia únicamente a Dios y a la naturaleza divina. Ciertamente el ser humano es imperfecto y Dios es perfecto, entonces al mezclar imperfección con perfección, prevalece la segunda. Entonces el verdadero amor, el amor que todo lo puede, el amor que nunca falla, el único amor que conduce verdaderamente a la inmensa felicidad, es el amor perfecto, el amor de Dios.

El objetivo principal de la vida de un ser humano es ser feliz y las personas luchan toda su vida (incluso sin darse cuenta) para alcanzar la felicidad, el problema es que creen que se logra mediante el amor imperfecto, cuando la única manera de lograrlo es el amor perfecto. Eso no quiere decir que un ser humano no puede amar por el hecho de ser imperfecto, el amor es un derecho y una necesidad. Pero es necesario conocer la amplitud del amor y saber diferenciarlo. Y al final, a pesar de luchar toda la vida para ser felices con el amor imperfecto, llegamos a la muerte y nos encontramos con Dios, y si fuimos personas de bien que amaron a su prójimo a pesar de que ese amor no era perfecto, es en ese preciso momento cuando se mezcla la imperfección con la perfección y se logra la misión esperada durante toda la vida en la tierra: la felicidad mediante el amor de Dios, el amor perfecto.

Imagen de la web Filosofía Hoy

Categorías

Aviso legal | Mapa web | Filosofíahoy.com es una web promovida por Pablo María Ozcoidi García-Falces. | Contacto: ozcoidipablo@gmail.com